Misiones de Invierno, Alhué 2018
Iglesia con rostro joven

Una Iglesia con rostro joven fue la que salió a las calles, visitó familias, llevó un momento de compañía y alegría a ancianos, enfermos y niños en Alhué durante la primera semana de vacaciones de invierno, del 13 al 19 de julio 2018.

70 fueron los murialdinos de 1 a 4 medio que junto con los coordinadores y asesores de los grupos pastorales dieron una semana de sus vacaciones para vivir con alegría la koinonía y la diaconía, dimensiones tan características de nuestra Iglesia.

Emocionante fue acompañar a estos jóvenes que con entusiasmo, sacrificio pero sobre todo mucha alegría vivieron esta sexta y última misión en la Parroquia san Jerónimo de Alhué, Diócesis de Melipilla. En tiempos en que se mira a la iglesia con desconfianza, como nunca en los tres años de misión a Alhué fueron tantos los y las jóvenes murialdinos que se animaron a salir de misión para testimoniar una Iglesia viva, que quiere caminar hacia Jesús en compañía de los hermanos y hermanas que nos necesitan.

Agradecemos a toda la Parroquia de Alhué, a las comunidades eclesiales de Santa Inés, Espíritu Santo, la Línea y el Llano que por tres años consecutivos, durante verano e invierno nos recibieron con las puertas de sus hogares y del corazón, abiertos para dar vida a estas experiencias misioneras.

Confiamos en que toda la riqueza sembrada y cosechada en estos años de Misiones Murialdinas sabrá calar profundo en el corazón de nuestros jóvenes, para que se animen siempre a poner sus dones al Servicio de la Iglesia y de la Sociedad.