Padre Gustavo Barreda asume como nuevo párroco de la parroquia Santa Filomena de Recoleta


Con la lectura del decreto arzobispal por parte de P. Mario Aldegani, se ha dado inicio a una solemne celebración eucarística presidida por el Vicario General de la Arquidiócesis de Santiago, Mons. Cristian Roncagliolo Pacheco en la que P. Gustavo Barreda ha sido nombrado párroco de la centenaria parroquia de Santa Filomena.

Una celebración cuidada, sentida y participada; con estilo de Familia en la que se ha hecho presente nuestro Consejo Provincial, hermanos josefinos de Argentina y de las comunidades de Chile, miembros de la comunidad educativa del Liceo Leonardo Murialdo, feligreses de la Parroquia Santa Filomena, Jóvenes de los grupos de la Pastoral Juvenil Vocacional Murialdina y de la Parroquia.

Posterior a la lectura del decreto, P. Gustavo ha hecho su profesión de fe y juramento de fidelidad en presencia de toda la comunidad reunida en la celebración eucarística.

Monseñor Cristian Roncagliolo en su homilía haciéndose eco del evangelio proclamado, ha evidenciado las características del Buen Pastor, que padre Gustavo está llamado a encarnar en su ministerio como pastor de esta porción del Pueblo de Dios que se le confía y se nos confía.

Durante la celebración, se le han entregado simbólicamente por parte del Obispo, distintos lugares litúrgico-celebrativos que ilustran la misión del cura párroco, es así que Mons. Cristian le entregó las llaves del Templo, con el desafío de abrir también las puertas del corazón de sus feligreses para escuchar la voz de Dios. Le hizo entrega de la sede penitencial, encargándole el ministerio de la reconciliación para que nunca falte la celebración de la misericordia de Dios en la vida de la Parroquia; se le entregó la pila bautismal, vientre de nuestra madre Iglesia; las llaves del Sagrario, la Sede presidencial, y revistiéndolo con la casulla para la celebración eucarística, mons. Cristián le entregó finalmente la mesa del Altar en donde P. Gustavo está llamado a celebrar el misterio de la eucaristía con sus feligreses.

Luego de la Eucaristía, los más de doscientos fieles presentes se dieron cita para compartir y brindar junto a su cura párroco, por el camino que se inicia.

La significatividad de esta jornada no se da sólo porque P. Gustavo ha sido nombrado párroco sino también porque nuestra familia religiosa asume la cura pastoral de una parroquia que desde sus orígenes (1892) estuvo confiada a la cura de sacerdotes diocesanos, y con este hito se acrecienta la Familia de Murialdo.

Con la asunción de esta Parroquia, monumento histórico nacional, nuestra provincia religiosa Argentino-Chilena cuenta en todas sus obras con Escuelas y Parroquias para mejor servir a los niños y jóvenes según el carisma de San Leonardo Murialdo.